8 Recetas para no abandonar tu Blog

Confieso: Este verano he dejado de lado de mi blog; la falta de tiempo, otras prioridades, las vacaciones, el caloret, Juego de Tronos…en definitiva, he maltratado mi blog.

 

Y solo me viene una frase a la cabeza, “él nunca lo haría”.

Ni los perros ni los blogs te abandonan

Así que ya me ves, cogiendo el toro por los cuernos y retomándolo. y como no, me he visto obligada a escribir este post con recetas para no abandonar tu blog.

 

Quizás has comenzado tu blog con mucha ilusión pero sientes que las visitas no acaban de despegar. O puede ser que te desesperes cuando ves que estás en los puestos de cola de Google.

 

¿Sabías que el 95% de los blogs no supera el primer año? Así que si te sientes tentado de tirar la toalla, que sepas que no eres el único.

 

En cualquier caso, estos pensamientos no nos gustan así que vamos a intentar hacer un análisis de la situación y devolverte la motivación. Yuhuuuuu!

 

La mayoría de las causas se repiten entre casi todos los blogueros. Vale, Juego de Tronos no es una de ellas, no todos son tan frikis ;-). Pero si que hay unas cuantas razones que a todos nos acechan.  Aquí os detallo  los principales motivos de abandono y lo más importante; las recetas para que consigas que te vuelva la motivación cuando la ves escaparse a la francesa. 

Al final del artículo tienes una infografía para que los recuerdes de manera más fácil.

¡Espero que te sirva!

 

Principales razones para abandonar tu blog y recetas para no abandonarlo

MOTIVO 1: No tener un objetivo claro para el Blog

 

Tienes que tener claro si estás pensando en escribir un blog por razones personales como expresarte, compartir tus inquietudes, mejorar tu redacción, etc o si es un blog más profesional.

 

Tus razones pueden ser distintas como posicionarte en el sector, atraer clientes, atraer visitas a tu web o monetización pura y dura (es decir, mantener un blog con el único fin de tener ingresos directos de él).

 

El problema surge cuando quieres abarcar varios objetivos a la vez como por ejemplo atraer clientes a tu negocio de asesoría legal y escribir sobre aquello que te encante a porrillo.

 

Habrás leído que es fundamental que te apasione sobre lo que escribes. Y en este punto te puedes plantear que a ti lo que te encanta es el fútbol.

 

Pues bien, estáte tranquilo porque puede ser que tu actividad profesional no sea aquello que más te apasiona pero si vamos un poco más allá, verás que te hace sentir útil, activo y satisfecho por hacer el trabajo bien así que vamos por buen camino.

 

Cómo evitarlo; Consejo 1

 

Recuerda que aunque escribir un blog puede tener muchas ventajas, te tienes que centrar únicamente en un objetivo.

 

De esta manera, aunque no tengas buenos resultados en otras metas, no desesperarás.

 

Enfócate en tu objetivo principal y centra ahí tus esfuerzos. Podrás sentirte feliz y realizado por haber conseguido un nuevo cliente para tu asesoría aunque hayas tenido que dejar el repaso de la Champions para las cervezas del finde (o para tu grupo de Wassap si lo tuyo es escribir ;-))

 

Lo ideal es que sean objetivos SMART. Si no estás familiarizado con este termino, no te agobies, simplemente quédate con que han de ser objetivos realistas, medibles y alcanzables.

 

Por cierto, uno de mis fines es mejorar en el área del blogging así que dejar el blog de lado no ayuda mucho, no? Está claro que seguir en este proyecto me va a ayudar a conseguir mi objetivo asi que: ¡¡¡Alla voooooy!!!

 

MOTIVO 2: Mala elección del tema

 

Suena muy duro. Comienzas tu blog lleno de ilusión, cargado de ideas, crees que has dado con la piedra filosofal de los temas de blog y en unos meses te das cuenta de que se te han agotado las ideas o las ganas de escribir sobre ello. Errooooooor!

 

Cómo evitarlo; Consejo 2

 

Tienes que pensar muy bien el tema antes de lanzarte a escribir.

Partimos de que ha de ser algo que te guste mucho-mucho porque te vas a pasar bastantes horas dedicandote a leer y a escribir sobre eso.

 

Por otro lado, mejor un tema que sea relativamente específico para que encuentres tu nicho pero con chicha suficiente para que no se te acaben las ideas en unos meses.

 

Prueba a seguir estos pasos:

 

Piensa en aquello sobre lo que quieres escribir y el enfoque que le vas a dar y plantéate si realmente estás dispuesto a pasar mucho de tu tiempo dedicándote a este tema.

 

Si la respuesta es sí, coge lápiz y papel (es una forma de hablar, puede ser teclado y Google Drive) y escribe el tema de tu blog y un listado de categorías que te gustaría tratar en el mismo. Posteriormente, haz una lista de ideas de contenidos que te gustaría trabajar dentro de cada una de las categorías. No hace falta que sea muy fidedigno, vale con un boceto.

 

Si tienes ideas a porrillo, genial, síntoma de que vas sobrado de ideas y ganas. Si por el contrario,  te quedas enseguida sin ideas, puede que tu tema sea demasiado específico y lo tengas que ampliar o combinar con alguna otra temática. Dale vueltas al tema hasta que te encuentres a gusto con lo elegido.

 

Cómo evitarlo: Consejo 3

 

No tengas miedo en elegir un tema sobre el que ya haya muchos blogs compitiendo. Yo por ejemplo sigo muchos blogs de la misma temática o parecida y es posible que a ti te pase lo mismo.

 

Eso si, te tienes que diferenciar de alguna manera y escribir contenido que aporte valor a tu audiencia. Puede ser porque tengas contenidos más completos, por ejemplo. Pero también puede ser por el enfoque de los temas que usas, los formatos que utilizas o simplemente porque tienes un estilo diferente de escribir.

 

Identifica que tiene de diferente tu blog y que puede aportar que los otros no aporten. Este será tu seña de identidad aunque ya haya otros blogs tratando los mismos temas.

 

MOTIVO 3: Expectativas demasiado altas

 

Ya has leído que la mayoría de los blogs no superan el primer año. Pues este es uno de los principales motivos.

 

Puedes tener una idea genial y trabajarte unos super contenidos pero la realidad es que los resultados no vienen rápidamente.

 

El blog es como una carrera de fondo y hay que trabajarlo con constancia. Siempre habrá alguno que con mucha suerte y algo de técnica habrá conseguido la dieta milagro del blogging pero para la mayoría, es un esfuerzo continuo. Esto no lo digo yo, eh?. Lo dicen la gran mayoría de los bloggers así que no pienses que eres el único torpe.

 

Cómo evitarlo: Consejo 4

 

Márcate objetivos realistas, medibles y alcanzables. Y cuando digo realistas, echa un vistazo a lo que dicen los expertos de la blogosfera. Obtener resultados requiere gran cantidad de trabajo lento.

 

Te vas a cruzar con posts del tipo“Cómo conseguir un 1.000.000 de visitas en un mes”. También habrás visto anuncios en la red de cómo adelgazar 20 kilos en un més sin esfuerzo o cómo ganar 3.000 Euros al mes de forma sencilla, verdad?

Promesas para lanzar tu blog

Y seguro que pasas de estos anuncios porque te dan poca credibilidad (o ninguna). Pues con los posts que veas de este tipo tienes que hacer algo parecido. Puedes intentar aprender de ellos pero no te lo pongas como meta.

 

En lugar de frustrarte por las escasas visitas, céntrate en los logros. Busca la motivación en los pequeños avances y utiliza esta motivación para seguir avanzando.

 

Si exploras un poco verás que Google está lleno de blogs similares al tuyo así que ya ves toda la competencia que hay. ¿No es el caso? Vale, entonces es porque tu temática no es tan popular como otras y no hay tantos lectores buscando esa información por las redes de internet. En cualquiera de los dos caso, la paciencia será tu mayor virtud.

 

MOTIVO 3: Falta de tiempo

 

Este, señores y señoras, es el mal endémico de nuestra era. Nos falta tiempo para escribir, para estar con los nuestros, para hacer ejercicio..¿te suena verdad? La realidad es que en muchos casos nos come el día a día y puede ser que no encontremos tiempo para escribir.

 

Cómo evitarlo, consejo 5

 

Aquí el consejo es sencillo: disciplina y planificación. Planifica bien cuando vas a escribir.

Puedes proponerte por ejemplo un día a la semana y una hora y ser consecuente. Intenta que sea un momento agradable; ponte la música que te gusta, acompáñate de un té (o un Cola Cao si eres un clásico como yo) y ponte manos a la obra. Si te lo planteas como un propósito firme, es más difícil escaparte.

 

Piensa en que escribir en tu blog puede ser como hacer ejercicio para los que no lo tienen dentro de su rutina. Si tu propósito es “a ver si esta semana saco tiempo para hacer ejercicio”…tiene pinta de que esta semana pasará sin haberte movido más que de casa al garaje.

 

Sin embargo, si tu planteamiento es: “de aquí en adelante, lunes y miércoles de 8 a 9 me voy al gimnasio” te va a costar menos ser disciplinado.

 

En cualquier caso, si realmente no puedes hacerlo, que sepas que puedes subcontratar el servicio de redacción de contenidos. Puedes hacerlo de manera puntual en páginas online como textbroker lowpost . Yo no he utilizado estos servicios pero tengo buenas referencias de ellos.

 

MOTIVO 4: Los resultados no llegan

 

Todos los blogs necesitan promoción. Es así.

 

A no ser de que tu blog sea el crak de los blogs y los lectores acudan a ti como moscas a la miel, tu blog también va a necesitar promoción.  Si tienes pocos lectores, ésta puede ser una de tus carencias.

 

Cómo evitarlo, consejo 6

 

Dedica tanto o más tiempo a la promoción que a la creación de contenidos. Aquí las Redes Sociales van a ser tu principal aliado. Establece tu propia rutina de difusión en Redes Sociales. Puedes planificarlo con un calendario de Twitter, Facebook, Instagram, Linkedin o cualquiera que sea la red o redes sociales que manejes. Si no manejas ninguna, vas a tener que abrirte perfiles en alguna que se ajuste a tu sector y utilizarlas como medio de promoción.

 

Una planificación en Redes Sociales te puede ayudar mucho. Por ejemplo, puedes proponerte compartir tu post en twitter 2 veces al día durante los dos primeros días tras la publicación y una al día durante los 4 días siguientes. Esta frecuencia dependerá de tu audiencia, de tu sector y sobre todo, de lo que veas que te funciona y con lo que te sientes cómodo.

 

Si ya tienes establecido una calendario planificado es más fácil ceñirse a él y puedes también programar tus publicaciones lo que te facilita un poquito la tarea.

 

Ah! aquí acuérdate siempre de ser amable. Agradece a aquellos que compartan tus contenidos, comparte tu también aquellos que te parezcan interesantes y aprovecha para crear comunidad.

 

Por otro lado, también te puedes plantear hacer publicidad para aumentar tus visitas. Facebook ads o Twitter ads pueden funcionarte muy bien para acelerar las visitas.

 

MOTIVO 5: Falta de conocimientos sobre Blogging

 

¿Crees que sabes sobre el tema que escribes? Genial, lo necesitas. Pero ¿sabes también sobre blogging? Este suele ser un error habitual. Necesitas un aprendizaje constante sobre aspectos técnicos, posibilidades de la plataforma de blogging que utilizas, formas de promoción, tipos de contenidos, etc.

 

Cómo evitarlo: Consejo 7

Es necesario que aprendas sobre Blogging. Tómatelo como una inversión; invertir tiempo en aprender es invertir en ti…ya sabes el lema “porque tú lo vales” 😉

 

Tienes que estar al día sobre el tipo de contenidos que funcionan. Yo por ejemplo, he aprendido a hacer infografías porque veo que en mi sector funcionan muy bien. Puede ser que en tu sector haya otros formatos que funcionen bien o que estén por explorar pero tú hayas visto ahí tu diferenciación (esto molaria mucho) así que no dudes en buscar tutoriales o herramientas que te puedan ayudar.

 

Tampoco puedes dejar el SEO de lado y esto es algo que cambia continuamente así que tienes que tenerlo presente SIEMPRE. En esta infografía sobre SEO puedes ver los factores más importantes de SEO on Page que tienes que cuidar.

 

Lee a otros blogs de la competencia o a otros blogs que te gusten y extrae inputs que te puedan aportar aspectos positivos. Puedes aprender de distintas disciplinas:

  • Conocimientos técnicos sobre tu plataforma de blogging como nuevos o distintos pluggings
  • Ideas sobre estilos de escritura
  • Conocimientos sobre SEO para optimizar tus textos e imágenes
  • Nuevos temas a tratar, etc.
  • Diferentes maneras de promoción

 

Si soy sincera, te diré que el aprendizaje me parece uno de los mejores aspectos de tener un blog. No lo infravalores.

 

¿Y si aun así la motivación anda suelta y no viene para quedarse?

 

Consejo 8

 

Céntrate en los pequeños éxitos. Ponte metas que sean sencillas, que estés seguro que puedas realizar. Para empezar, ser constante en tus publicaciones no es una acción nada desdeñable. Intenta ver el valor que tiene 😉

 

Según vayas superando pequeños retos, irás ganando experiencia y confianza para afrontar retos más grandes. De esta manera, te acercarás a la meta sin frustraciones y más motivado.  

 

Busca la motivación en pequeñas acciones. Un RT de una persona a la que sigues puede plantarte una sonrisa para todo el día.

 

Cuando te sientas flaquear, puedes pasearte por las historias de otros blogueros que han tenido fracasos antes del éxito y han sabido aprender de ellos.

 

INFOGRAFIA: 8 recetas para no abandonar tu Blog

infografia-8-recetas-no-abandonar-el-blog

Conclusión:

Comenzar un blog es relativamente fácil. Mantenerlo en el tiempo requiere mucha constancia, posiblemente más de la que pensabas. Es genial cuando ya tienes el hábito y la disciplina pero difícil cuando empiezas y los resultados no son los que esperabas.

 

No en vano el 95% de los blogs no superan el primer año. ¿Sabes lo que significa eso? Que tu primer reto será superar este primer año. ¿LLevas ya más de un año? Entonces alegra esa cara. Tienes que saber que estás entre el 5% de los bloggeros persistentes. No está mal, no?

 

Espero que estos consejos te sirvan para seguir motivado y continuar con el tuyo. ¿Aportarías algún otro consejo importante?

 

 

Si te gusta, comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario